Viene Julia

Hace un mes que no veo a Julia, llega hoy y con ella llegan muchas cosas. La primera es el verano. La segunda es la superación de un reto: estar tanto tiempo separadas. Qué bien lo hemos llevado. Qué risas con sus mensajes altaneros; adoro su pedantería. La tercera es que me tengo que poner a ordenar la casa.

Ordenando su escritorio me encuentro el colgante de medio corazón que siempre llevamos las dos. El día que se dio cuenta de que se lo había dejado en casa echó la lagrimita. Yo le dije: “mira, hacemos una cosa, yo también me quito el mío y los guardo juntos en el joyero”. “Sí, mamá, buena idea, así están juntos”. Somos unas cursis de campeonato Julia y yo. Ojalá así toda la vida. Hablando como las dos hermanas buenas de las March.

Dejo su escritorio despejado y le coloco sus tres regalos, los regalos de fin de curso. Este curso ha sido durísimo, le han exigido mucho y estudiar desde casa cuando tienes 8 años yo creo que guay no dede ser. Había días que la miraba sentada frente a la pantalla tomando notas y parecía una universitaria de la UNED. Sus tres regalos son un libro. Un cuaderno de dibujo y un pack de tres Kinder Bueno White.

La semana que entra empezamos la nueva normalidad en la isla, atenuada, como todo lo que sucede allí. Suavesito y sin prisas. Sin mucha complicación. Estrenando biquinis y guilderas. Echando la tarde con bisabuelo Andrés, el Gustavo Bueno del amor; y haciendo cosas de mujercita con mi madre (potajes, coser, semilleros de flores, preparar centros de mesa, ir a recoger fruta…).

La voy a coger en brazos y me cruzaré con ella, como cada verano, el Charco San Ginés. Y le recordaré, como cada verano, que nunca se olvide del volcán y del océano. Que lo grabe en sus ojos y en la memoria de esa “edad de oro” que es la infancia.

Luego tocará separarnos otra vez. Ya aprendí que cuánto más se quiere más se suelta. Porque el hilo invisible del amor no tiene longitud conocida.

3 comentarios sobre “Viene Julia

Agrega el tuyo

      1. Pues todo depende de lo moñas que seas para leer. Es una lectura casi obligada en Argentina cuando eres adolescente, ahora no sé cómo mirarlo con ojos de adulta, aunque confieso que le he regalado el libro a mi hija ❤

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: